Enfermedades reumáticas
Enfermedades reumáticas

Artrosis

CONTÁCTENOS

Contacte a MSD Centroamérica & República Dominicana

img-email-icon Enviar correo

Artrosis

La artrosis (también llamada osteoartritis, artritis degenerativa o enfermedad degenerativa de las articulaciones) es un trastorno crónico de las articulaciones caracterizado por la degeneración del cartílago y del hueso adyacente, que puede causar dolor articular y rigidez.

Persisten muchos mitos sobre la artrosis, por ejemplo, que es un rasgo inevitable de la vejez, como las canas y los cambios en la piel; que conduce a discapacidades mínimas y que su tratamiento no es eficaz. Aunque la artrosis es más frecuente en personas de edad, su causa no es el simple deterioro que conlleva el envejecimiento. La mayoría de los afectados por esta enfermedad, especialmente los más jóvenes, presentan pocos síntomas o ninguno; sin embargo, algunas personas mayores desarrollan incapacidades significativas.

Artrosis

¿A quiénes afecta?

La artrosis, el trastorno articular más frecuente, afecta en algún grado a muchas personas de alrededor de 70 años de edad, tanto varones como mujeres. Sin embargo, la enfermedad tiende a desarrollarse en las muejres a una edad más temprana.

Existen dos clasificaciones de la artrosis: primaria (idiopática), cuando la causa se desconoce, y secundaria, cuando la causa es otra enfermedad, ya sea otro tipo de artritis, una infección, una deformidad, una herida o el uso excesivo de la articulación.

Resultan especialmente vulnerables los individuos que fuerzan sus articulaciones de forma reiterada, como los obreros de una fundición o de una mina de carbón y los conductores de autobuses. Sin embargo, los corredores profesionales de maratón no tienen un mayor riesgo de desarrollar este trastorno. Aunque no existe evidencia concluyente al respecto, es posible que la obesidad sea un factor de importancia en el desarrollo de la artrosis

¿Tengo artrosis?

Al llegar a los 40 años, muchas personas presentan signos de artrosis en las radiografías, especialmente en las articulaciones que sostienen el peso (como la cadera), pero relativamente pocos presentan síntomas.

Por lo general, los síntomas se desarrollan gradualmente y afectan inicialmente a una o varias articulaciones: las de los dedos, la base de los pulgares, el cuello, la zona lumbar,el dedo gordo del pie, la cadera, las rodillas. El dolor es el principal síntoma, que aumenta por lo general con la práctica de ejercicio.

En algunos casos, la articulación puede estar rígida después de dormir o de cualquier otra forma de inactividad; sin embargo, la rigidez suele desaparecer a los 30 minutos de haber iniciado el movimiento de la articulación.

¿Puedo tener complicaciones?

La articulación puede perder movilidad e incluso quedar totalmente rígida en una posición incómoda a medida que empeora la lesión provocada por la artrosis. El nuevo crecimiento de cartílago, del hueso y otros tejidos puede aumentar el tamaño de las articulaciones. El cartílago áspero hace que las articulaciones rechinen o crujan al moverse. Las protuberancias óseas se hallan con frecuencia en las articulaciones de las puntas de los dedos (nódulos de Heberden).

En algunos sitios (como la rodilla), los ligamentos que rodean y sostienen la articulación se estiran de modo que ésta se vuelve inestable. Tocar o mover la articulación se vuelve muy doloroso.

En contraste, la cadera se vuelve rígida, pierde su radio de acción y provoca dolor al moverse. La artrosis afecta con frecuencia la columna vertebral. El dolor de espalda es el síntoma más frecuente. Las articulaciones lesionadas de la columna suelen causar únicamente dolores leves y rigidez.

CartílagoSin embargo, si el crecimiento óseo comprime los nervios, la artrosis del cuello o de la zona lumbar puede causar entumecimiento, sensaciones extrañas, dolor y debilidad en un brazo o en una pierna.La artrosis sigue un lento desarrollo en la mayoría de los casos tras la aparición de los síntomas. Muchas personas presentan alguna forma de discapacidad pero, en ocasiones, la degeneración articular se detiene .

Derechos reservados ©2012 Merck Sharp & Dohme I.A. Corp. Una subsidiaria de Merck; Co., Inc. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Centroamérica y República Dominicana

TRUSTe - Click to Verify